agosto 24, 2018

Hechizo de amor eterno: el candado

¿Cuántas veces te has preguntado cómo se consigue el amor eterno? Hoy en día con las relaciones tan rápidas que se tienen parece tarea imposible. Pero no lo es. Si estás verdaderamente enamorado de una persona y ella de ti, ese amor perdurará. No importa que terceras personas u otras circunstancias os separen, la vida os volverá a juntar de nuevo gracias a la realización de un hechizo de amor eterno. Para que un amor sea eterno has de darle tiempo a esa persona, no apresurar las cosas. Recuerda el dicho de: “No por mucho madrugar amanece más temprano”. Igual que la fruta para que sea dulce y jugosa, necesita tiempo. El amor es lo mismo, va madurando y cambiando con el tiempo. Sin embargo lo vital, es que ese amor con esa persona a la que amas y adoras sienta lo mismo por ti. Por eso, te voy a enseñar a realizar no es solo un hechizo para enamorar a esa persona, sino también un hechizo de amor eterno. Este hechizo de amor es uno de los más potentes y fuertes. Una vez realizado, nadie podrá cambiarlo. El ritual es muy sencillo de seguir, tan sólo sigue las instrucciones. Materia Compra un candado. Romero. Albahaca. Objeto o prenda de la persona que amas. Foto de esa persona. Dos pañuelos blancos de tela. Una vela roja. Hechizo de amor eterno El símbolo del infinito es considerado desde los celtas como símbolo de amor eterno. Asimismo, el candado es considerado otro de esos símbolos de amor para siempre. Por ello lo vamos a utilizar para este hechizo para enamorar a esa persona que tanto amas. Pero no se va a tratar de un amor pasajero, sino que será un amor para toda la vida. Sigue el procedimiento paso a paso. El candado que vas a utilizar es importante que sea nuevo. De ahí que en los materiales se indicara que hay que comprarlo. Una vez lo tengas en casa, ábrelo. Ahora coge un poco de albahaca y de romero. Pueden ser de los botes que venden como especias para cocinar. Pon junto a estas plantas aromáticas la prenda de ese hombre, puede ser un pañuelo o un objeto de esa persona. Ya solo falta la fotografía. Como siempre te aconsejo, procura que sea fotocopia para que luego no te arrepientas de que la hayas estropeado con el hechizo. Júntalo todo y colócalo entre los dos pañuelos blancos. Cierra el candado y cierra todo con los dos pañuelos en forma de atillo. Procura que nada se salga. Enciende la vela roja y piensa en lo mucho que amas a esa persona y deseas que sea recíproco. Toma la vela e inclínala de tal forma que caigan tres gotas de cera sobre los pañuelos. Sopla la llama para apagar la vela, mientras sigues visualizando tu vida junto a esa persona que tanto amas. Coloca el atillo debajo de tu cama. Mantelo ahí durante siete noches. En la octava noche abre el envoltorio y coge el candado. A la mañana ve a un río, arroyo o mar y arroja el candado en el agua. De este modo, te aseguras de que nadie podrá encontrarlo, abrirlo y romper este hechizo de amor. Camina hacia atrás sin perder de vista esa agua que fluye hasta que llegues a un árbol, a cuyo pie enterrarás la llave de ese candado. Ve a casa, sin dar nunca la espalda a esa cantidad de agua. Al cabo de cuarenta días este hechizo de amor eterno dará sus resultados. Hechizo eterno El siguiente hechizo del candado tiene como objetivo unirnos más con nuestra pareja, creando un vínculo indestructible. Como ya habrás observado, en muchos puentes de ciudades importantes hay miles de candados que nadie puede desbloquear. Estos tienen como objetivo sellar el amor de una pareja. De hecho, en Taiwán el ritual del candando se hace de una forma diferente. En esta pequeña isla de China se colocan estos objetos en un paso a desnivel del tren en la ciudad de Fengyuan; lo que se busca es que el campo magnético de los trenes que pasan por ahí acumule toda la energía en los candados y sus deseos.  Hechizo de amor para que nadie se entrometa en tu relación Hechizo de amor eterno para consolidar tu relación Como puedes observar, las vibraciones siguen siendo el objetivo final para lograr que el universo capte nuestro propósito. Dicho esto, vamos a pasar a ver el tercer hechizo del candado. Este está destinado a relaciones que han comenzando o las que llevan ya bastante tiempo. Con este maravilloso ritual consolidarás tu relación o matrimonio. Los materiales que necesitaremos para este segundo hechizo son: Un candado. Una vela roja. Cerillas de madera. Canela. Miel. Una fotografía en la que tu pareja y tú salgáis juntos. Para realizar este hechizo del candando enciende primero la vela roja con una cerilla. Acto seguido concéntrate en visualizar la imagen de los dos, siente el amor que os profesáis y el deseo que tenéis de seguir compartiendo juntos momentos inolvidables. Después de esto deja caer con cuidado un poquito de cera de la vela sobre el candando, el cual tendrás que haber cerrado. Cuando se haya secado, talla con mucho cuidado en la cera las iniciales de vosotros dos. El siguiente paso será untar la miel y la canela en el candado y arrojarlo a un sitio donde sepas que será muy difícil que alguien lo encuentre, o al menos que te cerciores de que no habrá manera de que regrese a ti. Por ejemplo, podrá servir: un bosque, un acantilado, un río, el mar, etc. La llave del candado tendrás que tirarla a otro lugar. Se trata de que ese amor que hemos encerrado sea eterno y que la pareja sea indestructible, por lo que cuanto más lejos esté el candado de la llave, mucho mejor. Además, recuerda que cuando lances esos dos objetos no puedes quedarte observándolos: lo que tienes que hacer es girarte e irte de ese lugar. No te des la vuelta ni te quedes observándolo. ¡Gracias a este hechizo del candado disfrutarás de tu amor para siempre! ¿Cómo se hace un hechizo de amor? Magia blanca Magia negra Hechizo de luna Hechizos de amor efectivos Hechizos de amor fáciles Hechizos de amor caseros Cómo recuperar a tu ex

Leer más »